El Q-commerce revoluciona la nueva era del comercio electrónico

0

El Q-commerce (también conocido como Same Day Delivery), se ha convertido en un desafío mayor para las empresas, pero inevitable si se quiere estar a la altura de las necesidades de los usuarios. Se trata de la última batalla que se libra en la última milla, con el objetivo de entregar pedidos bajo demanda, es decir, en tiempo récord.

Así define el Quick Commerce (Q-commerce) el vicepresidente de Ventas de Beetrack, Felipe Porter. “Se trata de una nueva era del comercio electrónico, donde los clientes exigen que el delivery de sus productos sea lo más ágil y rápido posible, al punto que, si se falla en estos ámbitos, el consumidor optará sin dudar por la competencia”.
.
El ejecutivo sostuvo que estas nueva generación del comercio electrónico está orientada no solo a la rapidez de la entrega, sino también está respondiendo a la necesidad de los clientes de buscar pedidos más pequeños, por ejemplo, el alimento para el almuerzo o un medicamento de una farmacia.
Elementos 
Según Porter, los los elementos que el Q-commerce debe atender son:
– Efectos medioambientales. De acuerdo con el estudio Future Shopper Latam 2021 de Wunderman Thompson, el 71% de los consumidores globales esperan que los comercios y marcas online desarrollen buenas prácticas de entrega de productos y la protección del medioambiente. Y, si realiza procesos adecuados, 67% de los consumidores afirman que será un factor clave para ellos a la hora de decidir la compra.
– Tiempos récord. Cumplir con entregas en menos de 15 minutos puede significar algunos riesgos para la seguridad vial, tanto para el repartidor, que intentará llegar a su destino lo antes posible, como para los peatones.
– El nuevo consumidor. El consumidor también fue modificando sus hábitos a medida que crece la tecnología y el comercio electrónico. ¿Pero cuáles son sus características? ¿Qué otros factores inciden en su decisión de compra? El estudio El Consumidor del Futuro, elaborado por WGSN Insight en 2022, hizo un análisis de cómo evolucionarán los deseos y el gasto de los consumidores, donde destacó tres perfiles:
  • Estabilizadores. Priorizan la estabilidad sobre otros aspectos vitales, lo que se detona como una respuesta a la sensación de incertidumbre. Buscan en el retail procesos simplificados y una relación más directa con las marcas.
  • Comunitarios. Más allá del desarrollo profesional, las nuevas generaciones buscan asentarse en su comunidad y sentirse cómodos en ellas.
  • Nuevo Optimistas. Desean crear momentos felices, y hacen sus compras buscando ese sentimiento.
Fuente: andina.pe