En Nueva York destrozan con maquinaria pesada motos de todo tipo incautados

0

Aunque ya lo hemos visto en alguna ocasión en otros países, lo cierto es que siempre es más burocrático y rutinario. Hablamos de la destrucción de vehículos incautados.

Lo que más llama la atención de este evento que cubre la prensa y en el que podemos ver que hay bastante asistencia de público es que las dos figuras máximas de Nueva York están presentes. Se trata del comisionado de policía Sewell y el propio alcalde de la ciudad estadounidense, Eric Adams. Precisamente Adams es el que pone parte del espectáculo dando el comienzo a la destrucción con la bandera a cuadros. Queda claro que es un político politiqueando porque la bandera a cuadros tendría que estar en el final, pero bueno eso sería mucho pedir.

Nueva York destroza con un bulldozer las motos ilegales

El caso es que un total de 900 vehículos entre los que podemos observar todas las motos de diferentes tipos, pasaron a mejor vida de esta peculiar manera. Da bastante lástima observar como desde scooters a deportivas pasando por motos de campo prácticamente se desintegran bajo las orugas del bulldozer.

Ahora bien, cuando uno hace de su trabajo un espectáculo se expone a llevarse algún palo y eso es lo que le pasó al alcalde Adams. La prensa aprovechó para preguntarle si, primero, era esta la manera de afrontar la destrucción de vehículos, si no había otra cosa que hacer con ellos que destruirlos. La segunda tuvo que ver con la falta de circuitos en la zona para que la gente pudiera disfrutar de sus motos de una manera legal. Y es que aunque algunas motos estaban allí por motivos turbios, en otros casos (en el de muchas de las motos de offroad) habían sido confiscadas por circular fuera del campo con ellas.

El propio alcalde forma parte del espectáculo

Adams declaró que él montaba en moto de cross cuando era pequeño y que estaban buscando espacios para poder crear esas zonas. Puede que sea una respuesta vacía, lo bueno es que estará la hemeroteca con ella para poder reclamar que cumpla con su palabra. Lo que no cabe duda es que todas las ciudades y países deberían buscar opciones para que esos vehículos pudieran ser reutilizados de una u otra manera. Quizás pasando a los cuerpos de seguridad o siendo destinadas a labores sanitarias, quizás también vendidas a terceros, desmanteladas y vendidas por piezas de recambio… hay muchas opciones, pero claro entonces el alcalde de turno (porque lleva varios años haciéndose) no tendría su momento de gloria anual.

Sin piedad, el bulldozer pasa por encima de motos, scooters y quads

 

 

Fuente: soymotero.net