logomail
0
S/0.00
0 items
No products in the cart.
logomail
0
S/0.00
0 items
No products in the cart.
Previous
Next

Están desarrollando la nueva generación de motos de hidrógeno y baterías del futuro

Con tanto artículo sobre los avances tecnológicos del hidrógeno, las baterías de nueva generación y la madre de la fusión nuclear, a veces me olvido de lo realmente importante del futuro: las máquinas. Al final, para esto hemos venido. Y una de nuestras máquinas favoritas son las motos futuristas. O del presente, pero que parecen que han llegado del futuro usando un condensador de fluzo.

Aquí tenéis las cuatro últimas motos que nos han llamado la atención en Novaceno (nota importante: excepto una de ellas, el resto todavía no ha pasado de la fase de prototipo).

Foto: La Xcell es un concepto avanzado desarrollado por X-idea Industrial Design Co., Ltd. en Shanghai, China.

XCell

La primera es la ultra-futurista XCell, un diseño de la compañía china basada en Shanghai X-idea Industrial Design Co., Ltd. La estética es fantástica. Podría ser parte de una tercera parte de la película Tron pero, en teoría, es perfectamente factible. X-idea lleva años diseñando motos para algunos fabricantes de vehículos eléctricos en China y Japón, incluyendo Suzuki, así que saben cómo hacer estos vehículos aunque este proyecto en particular todavía no tenga ninguna marca asociada.

Lo que sí tiene es un prototipo y uno de los prestigiosos premios de diseño internacional Red Dot. La XCell tiene un motor de hidrógeno con cuatro células que se pueden ver en la parte frontal. El ángulo del manillar se puede ajustar dependiendo del gusto del piloto. Y, según X-Idea, tendría un dron que viajaría por delante para alertar al piloto de peligros potenciales en la carretera.

Horwin Senmenti X

Ésta es la Senmenti X, una moto de un fabricante de motocicletas eléctricas ya establecido — Horwin — que también ha llegado a la fase de prototipo, Las motos de Horwin son eléctricas y están diseñadas en Austria y fabricadas en China.

La Senmenti X es básicamente una moto estilo chopper, en la que el conductor va sentado y pegado al suelo con las piernas extendidas. El fabricante dice que es una nueva arquitectura basada en su actual modelo eléctrico Senmenti 0 — junto a la X en la segunda imagen de este bloque — un scooter equipado con más de 30 cámaras y sensores conectados a una inteligencia artificial. Entre muchas otras cosas, esta AI es capaz de analizar el estado de la carretera, los neumáticos y los posibles obstáculos. Además, también puede regular la aceleración para controlar las pendientes, así como ayudar a mantener el equilibrio.

Según Horwin, la Senmenti X acelerará de 0 a 100Km/h en menos de tres segundos, con una velocidad punta de 200 km/h y una autonomía de 300 kilómetros con baterías (pero a 88 kilómetros a la hora, claro). El motor es de 600 Kw y 400 voltios, con un tiempo de carga rápida de 30 minutos.

Solid EV CRS-01

La CRS-01 será la moto de una startup holandesa llamada Solid EV. Por ahora sólo han fabricado un ciclomotor eléctrico, pero parece quiere dar el salto a las motos de carretera con una edición limitada de este modelo. Aunque parece que ya tienen un prototipo físico, todavía no han publicado especificaciones técnicas de este vehículo brutalista que podría ser pilotado por Darth Vader.

Sólo sabemos que la compañía encargó al diseño a Jeroen Claus y Fabian Breës de VoyagerCo., un estudio belga especializado en vehículos que van desde bicicletas a lanchas de alta velocidad. Según ellos, optaron “por un enfoque muy modular, utilizando la filosofía de diseño de producto, utilizando materiales más asequibles, como las planchas de metal, para construir el carenado”.

Davinci DC100

Ya hemos hablado de la Davinci DC100 antes, pero la incluyo para cerrar el artículo porque es la única moto del futuro que ya es presente hoy: se puede comprar por unos 26.000 euros, según el fabricante, la empresa china Davinci Tech. La compañía afirma que la DC100 es mitad moto eléctrica de alta potencia mitad robot con dos ruedas, capaz de balancearse y conducir por su cuenta, siguiéndote allá donde vayas. La verdad es que todas las demostraciones que he visto son impresionantes, incluyendo la que está bajo estas líneas mostrando su balanceo.

Esta habilidad y muchas de sus otras características — como el control de la aceleración en cuestas para que la conducción siempre sea suave — es posible gracias a más de 1.000 chips y 200 sensores que miden todo tipo de factores en tiempo real, desde el peso del conductor a la inclinación del terreno y la posición tridimensional del vehículo.

El resto de sus especificaciones son impresionantes para una moto eléctrica de carretera: 200 kilómetros por hora de velocidad máxima, aceleración de 0 a 100 km/h en de 3 a 4 segundos, una potencia de 137 caballos y, sobre todo, una autonomía de 400 kilómetros según el estándar europeo de consumo NEDC.

Fuente: elconfidencial.com

CATEGORÍAS

PORTADA DEL MES

CATÁLOGO DE MOTOS

×
×