La historia de los logos de las marcas más emblemáticas de las dos ruedas

0

El logo de una empresa es la presentación oficial ante los consumidores, un primer reflejo de su vocación y el servicio que prestan al cliente. En el mundo de la automoción y el motociclismo hablamos de escudos que han ido evolucionando durante siglos, tal como han hecho los propios fabricantes, y que incluso pueden beber su herencia de épocas aristocráticas. A lo largo de la historia se han envuelto dichas imágenes de rumores y suposiciones que, en algunas ocasiones, han sido desmentidas por las propias marcas. En este artículo repasamos la historia de los logos más relevantes del sector de las dos ruedas.

image

HONDA

Como bien saben, Honda cuenta con la división de motocicletas y de coches. Ambas tienen imágenes muy diferenciadas entre sí, siendo la versión alada de motos la más atrayente y significativa para nosotros. Esta empresa bebe de la historia griega como inspiración para su escudo homenaje a la diosa Niké. Esta deidad convivió con los mortales hasta que tuvo que volver al Olimpo a causa de la aparición de la maldad en el ser humano y la necesidad de impartir justicia ante el crimen.

En su primera moto, la Honda A-Type de 2 tiempos de 1947 vemos las primeras referencias al símbolo en ese depósito en forma de lágrima, pero todavía no era un ala como tal. No fue hasta el modelo Tipo B, una revisión de esta primera unidad, que aparece esa idea, confirmada en 1948 con la inauguración de la compañía y su escudo helvético.

image

YAMAHA

El conocido diapasón de Yamaha, que hace referencia a los inicios en la producción musical de la compañía. Sin embargo, muchos no conocerán el primer boceto diseñado en 1898 y que muestra un ave Fénix, llamado Hou-ou, de lo más trabajado y con un diapasón en el pico. Este pájaro mítico pronto fue relegado para centrar el tiro en la varilla de acero que tomaría protagonismo a partir de 1927.

Concretamente, son tres diapasones en referencia a los tres pilares de la empresa: tecnología, producción y venta. Además, y tal como cuentan desde la firma, “evoca la vitalidad robusta que tiene la empresa en el mundo del sonido y la música”. Poco ha evolucionado desde entonces, manteniendo ese símbolo enmarcado y minimalista, acompañado de las letras mayúsculas y simples que bien pueden combinarse en negro, rojo y plata.

image

BMW

La actual firma germana se renombró en 1917 como Fábrica de Motores de Baviera situada en Múnich, capital del Estado Libre de Baviera. Su función inicial era la de dar servicio de mantenimiento a bloques aeronáuticos de las fuerzas aéreas alemanas, por lo que no vendían su producto al público y tampoco tenían un logo conocido. Todavía era un Alfil con un anillo negro y las siglas RAPP Motor, de su antigua denominación como compañía.

Ese anillo se mantuvo en el nuevo logotipo pero se enmarcó en dos líneas doradas, situando las letras BMW en la parte superior. En el centro del círculo lucían los colores del Estado Libre de Baviera, el blanco y azul, pero en orden inverso si lo entendemos en el sentido de las agujas del reloj. Tuvo que ser así por una ley que prohibía el uso de símbolos nacionales para identificar una marca. La idea de la hélice surgió en 1929 a causa de un cartel publicitario, pero nada más. Se trataba de una imagen de una avioneta en la que estaba sobreimpreso, en las aspas, el escudo de BMW. Era un juego visual para enfatizar la experiencia de la firma en la construcción de motores aeronáuticos con motivo del lanzamiento de un avión. Un recurso que volvieron a utilizar en 1942 y que volvió a causar confusión.

Tal como comenta el propio Fred Jakobs: “Durante mucho tiempo, BMW no se esforzó demasiado por desmentir el mito de la hélice de BMW”. Incluso mantuvieron esa idea viva durante el lanzamiento de la primera motocicleta de BMW, la R 32 que lucía el logotipo en el depósito. Era la primera vez que ese escudo recorría las calles y no las sobrevolaba. En 2020 se vivió la última renovación de esta imagen, empleada para el ámbito corporativo.

DUCATI

La historia de este fabricante creado por los hermanos Bruno, Adriano y Marcello Ducati arrancó en 1926 como productores de radios, altavoces y elementos relacionados con la radio. De ahí que su primer escudo representara esa dedicación con la inscripción Radio Berevetti Ducati, que se modificaría en 1935 con la creación de la sociedad y el traslado a Borgo Panigale.

En 1949 la empresa era pública y derivó en la fabricación de motocicletas, un cambió para el que debían mostrar su evolución y la vertiente mecánica de la empresa. Ya en 1953 se había convertido en una marca de éxito notable con dos divisiones: Ducati Meccanica SpA, encargada de las motocicletas, y Ducati Elettronica, la sucursas dedicada a componentes de radio. Para mostrar ese crecimiento decidieron enmarcar las letras en dos alas y un círculo posterior, dividido en una corona de laurel a la izquierda y una D completando el lado derecho.

Poco duró ese logo, que fue sustituido en 1959 por un águila alada que recogía con sus garras una bandera, al estilo competición, que mostraba las palabras Moto Ducati. Un animal que siguió presente en el siguiente cambio de 1967, con el emblema del ala redondeada y la letra atada de Ducati que estrenó el Scrambler.

A finales de los 70’s se le designó a Giorgetto Giugiaro, diseñador del Golf, la evolución del emblema. Se decantó por la simplicidad de las letras paralelas, que fue eliminado cuando Cagiva adquirió Ducati en 1985. Pasaremos por alto el desacertado diseño de esa época, con un elefante como animal representativo para mostrar el inicio de una nueva era en 1998.

La simplicidad llegó a la firma en forma de fuente Univers Italic, la que todavía hoy en día se mantiene en la última evolución de 2008.

Se trata de una gota de agua invertida pensada en el color de la victoria: el rojo. A día de hoy lo vemos en diferentes combinaciones pero mantienen la franja interior curvada que representa un trazado rápido y eficaz, al más puro estilo esencia ducatista.

TRIUMPH

la simplicidad resalta en la marca Triumph. Eso sí, nada tiene que ver con el primer escudo de 1902 a 1906 que identificaba a la compañía con su herencia aristocrática e imperialista muy típica de ese siglo. Pronto cambiaron esa idea, relacionada incluso con la Commonwealth, por la sencillez de su nombre en caligrafía ligada y firme que buscaba mostrar fiabilidad y confianza. Sin embargo, volvieron al escudo tras la Primera Guerra Mundial para aprovechar el tirón de la relevancia empresarial de Reino Unido por esa época.

Pasaron por una versión muy desacertada y globalizada hasta del 32 al 34 hasta que en 1934 apareció, por primera vez, la idea de la R que recorre el nombre hasta la H que todavía se utiliza en el actual logotipo con el emblema triangular con la Union Flag recuperada en 2015.

KAWASAKI

Los japoneses de Kawasaki dieron que hablar a finales de 2021 con su cambio de logotipo y la despedida de la K como símbolo representativo. El escudo empleado a partir de ahora será el River Mark, un símbolo que utilizaba la división industrial de la compañía y que representa el carácter japonés relacionado con el río. Una imagen que ya lucían los barcos propiedad del astillero Kawasaki en 1870 y al que solía recurrir la empresa en los lanzamientos más relevantes como la Ninja H2R de 2015 (últimos retoques).

Este cambio apenas se dejará notar en las motocicletas, que muestran la palabra Kawasaki de forma completa, pero sí es un paso adelante en la incorporación de este ámbito motero en el conglomerado de Kawasaki Heavy Industries y su producción de vehículos para el mar, el aire, la tierra e incluso el espacio.