Tendencia: Las motos eléctricas son cada vez más para el trabajo y cada vez menos solo para la movilidad

0

Cake Work Series: tres motos eléctricas para profesionales

El fabricante sueco de motos eléctricas Cake acaba de presentar su nueva gama Work Series, tres versiones mejoradas de los modelos Kalk, Ösa y Makka, dirigidas para profesionales.

Los tres modelos mantienen la filosofía de Cake de producir vehículos eléctricos que produzcan cero emisiones contaminantes y que ayuden a la movilidad de la sociedad.

Cake Work Series

En este caso se han modificado tres modelos existentes priorizando su servicio profesional por lo que se has aumentado las prestaciones de la batería y la capacidad de carga.

Kalk

El modelo Kalk destaca por su polivalencia ya que está preparada para un uso mixto carretera y off-road. Equipa llantas de 18 pulgadas y suspensiones de largo recorrido.

Es la que ofrece una mayor velocidad máxima con unos 90 km/h declarados por el fabricante sueco, y un peso de 65 kilos más 17 kilos extras de la nueva batería,

Con una autonomía que ronda los 84 km la Kalk es ideal para ejercer funciones de vigilancia y patrullaje en terrenos accidentados. Su precio está sobre los 11.500 euros.

Ösa

La versión Ösa, denominada como grua de dos ruedas por el propio fabricante, está optimizada para funciones de remolque y carga.

Por ello se ha aumentado la potencia de su motor eléctrico y cuenta con una batería más grande. Cake ha dotado la Ösa con una serie de accesorios que permite el transporte de cargas más voluminosas.

Podemos encontrar tres versiones de la Ösa,  la base con una velocidad máxima de 24 km/h, la Range Work con 45 km/h y la Flex Work que alcanza una velocidad de 90 km/h.

Su peso está entorno los 70 kilos más los 17 kilos de la batería y está a la venta por un precio base de 7.500 euros.

Makka

El tercer modelo, Makka, toma como base un ciclomotor eléctrico urbano, ligero pero robusto destinado a facilitar el desplazamiento por trabajo en cortas distancias.

Para la versión Work se ha duplicado la capacidad de su batería y se le han añadido tomas de salida adicionales para poder cargar otros dispositivos directamente desde su batería, a través de tomas USB.

Lo podemos encontrar en dos modalidades, el Makka Flex Work con una velocidad máxima de 48km/h y una autonomía de 50 kms y el Makka Range Work con una velocidad máxima de 24 km/h y mayor autonomía. Ambos modelos rondan un peso de 55 kilos más  11 kilos de la batería, y es el más accesible de la gama Cake Work Series ya que  está disponible a partir de 3.357 euros. (Fuente: Solomoto.es)