Cómo conducir en moto con lluvia: los mejores consejos de los expertos

0

Está claro que, por muy motero que seas, conducir una moto o scooter cuando llueve nunca es agradable. Pero si nos sorprende o nos resistimos a coger el auto o el transporte público, debemos extremar la precaución y sacar a relucir toda nuestra destreza para evitar percances. Aquí tienes los consejos más importantes, para que cuando circules en moto con lluvia.

Intensidad y cantidad de agua

Dependiendo de la mayor o menor intensidad del agua, el estado del asfalto y el agarre sobre el mismo varía considerablemente. Lo peor sucede cuando comienza a chispear y no cuando llueve fuerte. En este caso, el agua reblandece la suciedad del suelo creando una capa grasienta muy resbaladiza que puede poner en apuros a las manos más expertas. Aunque llueva mucho, el agarre es homogéneo.

Distancia de seguridad

Es necesaria siempre, pero con lluvia más. Lo suyo es doblar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, por dos motivos: ganar tiempo para reaccionar con suficiente antelación y evitar ser pulverizados por el agua de las ruedas del auto que llevamos delante.

Anticiparse y prever los movimientos de los demás para que nada nos sorprenda, debe ser una constante en el manual del buen conductor. Por ejemplo, hay que andarse con cuidado ante ese auto que se cambia de carril sin intermitente, frente a una curva llena de hojas de árboles mojadas (escurren una barbaridad) o al pasar sobre una rejilla de ventilación (del metro, un parking, etc.)

Frenada y ABS

Si no sueles usar el freno trasero, vete acostumbrando. Lo ideal en estos casos es tocar el trasero primero para contener y después el delantero para detener. Confiar todo el esfuerzo en la pinza delantera es un poco arriesgado, pues se te puede ir la parte delantera al bloquear más fácilmente que del otro modo. Por otra parte, intenta no frenar en mitad de una curva, hazlo antes. El mejor truco para ello es anticiparte al giro y aminorar la velocidad para no tener que frenar, ni cambiar la dirección cuando ya estás dentro de la curva.

Charcos

En ciudad, y sobre todo en carretera, puedes padecer estas temidas bolsas de agua en la pista. Las cunetas pueden inundarse, dejando ríos a los pies de la vereda. Lo ideal es esquivar cualquier charco, si podemos. No debemos fiarnos de su tamaño porque los pequeños pueden ser profundos. Si nos es imposible, debemos acometerlo con la moto vertical, sujetando fuerte el timón y a una velocidad constante. Aunque nos asustemos, no frenar jamás. Durante unos segundos parecerá que flotamos, pero luego volveremos a sentir el suelo.

Luces

Los scooter, al igual que las motos, deben ir con la luz de cruce permanentemente encendida. Revisa que no haya ninguna bombilla fundida, también en los intermitentes. Si nuestro modelo monta leds, no debemos preocuparnos.

Ropa

Proteger nuestro cuerpo de las inclemencias es fundamental. Si circulamos con nuestro scooter bajo un cielo nublado, nunca está de más aprovecharnos de la mayor capacidad de carga respecto a una moto y llevar siempre unos pantalones impermeables y un poncho de lluvia por si las dudas. La talla deberá ser algo más grande para así poder ponérnoslos encima de la ropa de vestir.

Para ser vistos por los otros conductores, será bueno que las prendas que vistamos lleven tiras reflectantes. En lo referente al calzado y los guantes, también hay soluciones impermeables específicas. Si buscamos algo de mayor calidad, tendremos que recurrir a fabricantes reconocidos y hacernos con prendas que tengan membrana Gore-Tex.

Por último, aunque no es una prenda de equipamiento, sí es un accesorio fundamental que mejora nuestra visión. Una pantalla sobredimensionada evitará que el agua nos impacte en el casco y la chaqueta. Las hay de diferentes tamaños, lo más importante es que nunca te queden a la altura de tus ojos, siempre deberán ser o más altas o más bajas para no interferir en tu visión frontal.

Fuente: SoyMotero Foto: FotoAgencia

Dejar respuesta

Por favor, ingresa un comentario
Por favor, ingrese su nombre