logomail
logomail
0
S/0.00
0 items
No products in the cart.
Previous
Next

¿Cómo frenar las motos más rápidas del mundo? Todo sobre los frenos de MotoGP

El sistema de frenado de las motos de MotoGP es capaz de hacer parar a una máquina de cerca de 160 kg y más de 250 caballos en menos de cinco segundos. En la parte ciclo, es una de las partes fundamentales a la que los pilotos confían su seguridad al 100%.

Cabe preguntarse cómo funciona un sistema tan pequeño pero eficiente al mismo tiempo, o quién está detrás de una cuestión tan importante sobre la que no se suele prestar mucha atención y que es casi tan importante como los neumáticos, por poner un ejemplo.

Qué conforma un sistema de frenado en una MotoGP

Para entender cómo frena una MotoGP hay que saber que el sistema está formado por cuatro componentes: discos, pinzas, pastillas y la bomba de freno, principalmente.

Los discos y pastillas de Brembo son, en la actualidad, de un compuesto de carbono, un material ligero que a la vez es capaz de hacer frenar a la moto consistentemente y perdura toda la carrera. Tan eficientes son que permiten frenar a una moto de 355 km/h a 90 km/h en cerca de cinco segundos con un recorrido de tan solo 300 metros, tal y como midió Brembo en la recta de Mugello. Tienen una duración de unos 1.000 kilómetros. Para su mantenimiento, hacen un purgado de frenos por cada sesión, mientras que las pinzas aguantan toda la temporada.

Ya no se utilizan los discos de acero ni las patillas de materiales orgánicos. Las de carbono son más ligeros (50 gramos de pastilla por 125 gramos de peso de las pastillas), y presentan diversas ventajas relacionadas con la temperatura, por ejemplo.

El sistema de frenado se completa con la bomba de freno y las pinzas, que son una pieza única mecanizada a partir de un bloque de aluminio. La bomba de freno permite que los pilotos escojan entre utilizar el freno trasero con el pie (lo más habitual), situando el freno en una pequeña palanca en maneta izquierda.

Hablamos de que el sistema de frenos puede llegar a los 18.000 euros, aunque, naturalmente, no son productos comerciales para el resto de usuarios. Sin embargo, los equipos no van cita por cita comprando frenos, sino que compran lo que llaman un ‘pack’ para toda la temporada, cuyo precio es de cerca de 112.000 euros.

Las temperaturas, cuestión fundamental

Como sucede en los neumáticos, para alcanzar su estado óptimo, los frenos de MotoGP necesitan calentarse. Por eso es habitual ver a los pilotos hacer ‘stoppies’ o frenadas bruscas. La temperatura perfecta para los frenos varía entre los 200º y los 800º, por eso siempre es necesario hacer una vuelta de calentamiento previa (también por otros motivos).

Dependiendo de los circuitos, se exigirá un mayor grosor en la masa de los discos. Habitualmente suelen ser 320 mm y 2,7 mm de grosor, pero en condiciones más exigentes la FIM exige otras cifras mayores. Ejemplo de ello es Motegi, un trazado con mucha recta y mayúsculas frenadas. En ese caso obligan a pasar de 2,7 mm a 3,7 mm de grosor para que la temperatura en los discos no supere los límites, y hasta los 340 o 355 mm dependiendo de si la carrera es en seco o en mojado.

En mojado parecían ser más eficientes los frenos de acero. Sin embargo, a medida que pilotos como Márquez han seguido utilizando los discos de carbono, el resto se han unido a la ecuación, demostrando que eran capaz de aguantar perfectamente las temperaturas.

 

 

Fuente: motorpasionmoto.com

Compártelo en tus redes:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Email
0 0 votes
Calificación
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

CATEGORÍAS

PORTADA DEL MES

CATÁLOGO DE MOTOS

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x