Consejo: 5 tips para evitar accidentes cuando manejas en pista mojada

0

La lluvia es uno de los peores enemigos para los conductores, tanto para quienes conducen un coche como, sobre todo, para quienes pilotan una moto. La pérdida de adherencia de los neumáticos dificulta el manejo de la motocicleta y hace más difícil mantener el equilibrio sobre las dos ruedas. Al riesgo de patinar se unen los problemas de visión que se forman por el efecto del vaho, especialmente en aquellas personas que utilizan gafas o un casco con protección facial, y la baja visibilidad por la escasez de luz.

Conducir una moto en estas condiciones se convierte en un ejercicio de riesgo. Lo más recomendable en estas circunstancias es no hacer uso de la motocicleta y elegir un transporte alternativo para desplazarse al trabajo o a cualquier otro lugar, aunque no siempre es posible hacerlo. Si la lluvia nos coge desprevenidos no nos quedará otro remedio que extremar las medidas de seguridad para evitar que el agua que se deposita sobre el asfalto se convierta en el peor aliado para mantenernos a salvo.

La compañía aseguradora Mapfre nos recuerda que la siniestralidad en las carreteras aumenta más de un 7% los días de lluvia y que el riesgo de sufrir un accidente de tráfico con condiciones meteorológicas adversas es un 70% superior que en condiciones normales. Por dicho motivo, nos da las claves para conducir con seguridad en lluvia y prevenir accidentes siguiendo estos cinco consejos.

Conduce de forma suave y progresiva

No hay peor enemigo para la estabilidad de la moto en un episodio de lluvia que los movimientos y las acciones bruscas. Así que, ante todo, debes ser prudente y moderar el modo de conducción ya que la adherencia del neumático se reduce a un 50% cuando la superficie está mojada. Para frenar, debes hacerlo en recto antes de inclinar la moto para tomar una curva y acelerar a la salida cuando hayas recuperado la verticalidad.

El sistema de frenos ABS y el control de tracción resultan unos complementos ideales al evitar que se bloqueen las ruedas. También debes estar muy pendiente de los charcos y reducir drásticamente la velocidad en los más profundos. De lo contrario existe el riesgo que sufras los efectos del aquaplanning, un fenómeno físico que se produce cuando el neumático no es capaz de evacuar el agua y pierde, literalmente, el contacto con el asfalto.

Evita la pintura de los pasos de peatones y las alcantarillas

Las marcas viales que están pintadas en el asfalto, lo mismo que las superficies metálicas, cuando están mojadas son un riesgo para la conducción puesto que deslizan mucho. Es una situación que quizá hayas vivido alguna vez como viandante si has resbalado en un paso de peatones. En moto, resulta mucho más peligroso, por lo que debes pisar estas zonas de la forma más recta posible y ser muy sensible con el freno y el acelerador.

Aumenta la distancia de seguridad

Cuando el suelo está mojado, debemos aumentar la distancia de seguridad que hay que guardar con el vehículo que nos precede ya que la distancia de frenado se incrementa un 40%. Si en condiciones normales una moto necesita más distancia de frenada que un coche, con la lluvia hay que aumentarla por motivos de seguridad para evitar un impacto en caso de tener que frenar inesperadamente. También evitarás de esta manera ser salpicado por el agua que desprende el vehículo que va delante.

Mantén la presión correcta de los neumáticos

A menudo no le damos importancia al estado de los neumáticos cuando se trata de uno de los elementos más importantes para mantener la seguridad sobre las dos ruedas. Debes revisar con asiduidad tanto la presión como el desgaste del neumático, factor este último de vital importancia cuando circulas sobre superficies mojadas porque estas ranuras son las encargadas de evacuar el agua. A menor profundidad, menor poder de evacuación y más posibilidades de que aparezca el efecto del aquaplanning.

La presión y el desgaste del neumático son dos elementos que nunca deberíamos descuidar, y menos si hemos de circular sobre el asfalto mojado

La presión y el desgaste del neumático son dos elementos que nunca deberíamos descuidar, y menos si hemos de circular sobre el asfalto mojado

Mapfre

Hazte ver

Si ya de por sí es importante ver y ser visto en circunstancias normales no olvides circular con la luz de cruce encendida y con una equipación adecuada con efecto reflectante en condiciones de baja visibilidad. Para evitar que se te empañe la pantalla del caso por el efecto del vaho, puedes dejarla un poco abierta para que entre el aire o recurrir a un pin-lock, una pantalla pequeña con borde de silicona que se adhiere a la cara interior del casco creando una cámara de aire sellada evitando así que se forme el vaho.