El protagonismo de las motos en la última entrega de Rápidos y Furiosos

0

hobbs-shaw-premierHobbs & Shaw fue la última película de la saga Fast & Furious, aunque en este caso se enfoca en una trama paralela (spinoff). Con las motos como protagonista, esta escena parece más bien sacada de Transformers

Las motos son un aliciente en las películas de acción casi imprescindible. Y por alguna extraña razón les ocurre como a los gatos, que suelen protagonizar el papel de villanos. Si bien es cierto que en algunas sirve para que el protagonista escape, normalmente son las perseguidoras y no las perseguidas. En la nueva película de la saga de Fast & Furious, Hobbs & Shaw, también acompañan al villano.

Dos son los modelos que han utilizado. Por un lado una Triumph Speed Triple y, por otro, una KTM 990 Super Duke (sí, sí, la primera Super Duke de los austriacos). Transformadas para la ocasión y luciendo un aspecto oscuro, lo más sorprendente es lo que puede hacer la montura británica: pivotar sobre dos ejes longitudinales a la altura de la pipa de la dirección y el subchasis. ¿No os lo creéis? Atentos:

Dejar respuesta

Por favor, ingresa un comentario
Por favor, ingrese su nombre