Fearless: Cuando el más rápido del mundo se enfrentra al miedo.

0

banner-para-notas-01

portada-marc-01

¿Siente miedo Marc Márquez? ¿Lo tiene o no, volverá a ser el que fue tras su lesión?

A estas y otras muchas preguntas responde el documental ‘Fearless’ (Sin miedo) de DAZN, en el que se aborda lo que supone este sentimiento para un piloto… y para cualquier persona. Se centra en su lesión, pero vale para muchos competidores y público en general.

El ‘film’ está dividido en tres actos: El primero, titulado: ‘Nacido sin miedo’, comienza con una reflexión del ilerdense: “Los pilotos tenemos un virtud que, a veces, se convierte en defecto: no vemos el miedo”. El catalán lo tiene claro: “¿Por qué el piloto sin miedo? Si ves mi carrera, el riesgo ha compensado con muchos títulos”.

El expiloto Carlos Checa analiza al octocampeón. “Su determinación y ganas de ser el mejor de los mejores aplasta cualquier miedo. Se plantea cada carrera como si fuera la última”, indica.

El psicólogo deportivo Francisco Solano da la visión más científica del miedo y cómo genera adrenalina. Llega a una conclusión: “Marc Márquez está demostrando una determinación muy superior a la de sus competidores. El miedo no le paraliza. Donde los demás comienzan a sentir angustia; él está a gusto“.

A Marc no le importa sacar tabúes. “Los pilotos nunca hablamos de la muerte. Si te subes en una moto pensando en esas cosas, quédate en casa”, asegura antes de dar la razón al psicólogo: “Me gusta el riesgo, me entreno al límite total”.

Álex Márquez explora los miedos ‘adyacentes’: “Paso más miedo viendo a Marc que estando yo en una carrera”. El hermano mayor evoca temores infantiles. “Cuando era niño, nunca tuve miedo a la moto“, recuerda. Y pasa a los de más mayor. “Si no busco el límite, me aburro, pero de tanto buscarlo… al final lo encuentras”, indica.

El acto dos se denomina: ‘El miedo emerge’. Nos sitúa en Jerez 2020, escenario de su grave lesión. “Al comienzo de temporada se cometen más errores, hay ciertas reacciones que tienes que conocerlas durante el año”, expone. Se le ve contemplando su caída. “Los dije a los médicos lo que tenía”, suelta.

Tras su frustrada vuelta en el GP de Andalucía, matiza otro aspecto de su lesión. “Una placa de titanio no se rompe por abrir una ventana, venía un de estrés. Por suerte, se rompió en casa, en dos días estaba encima de una moto (Brno)”, admite. “Me dije: temporada acabada, significaba que no podría luchar por el campeonato. No sabía que no correría más ese año”, añade.

“Quizá lo más duro fue después de la tercera operación. El brazo era lo que menos me dolía, lo hacían más la espalda, el culo… Me dijeron que había una mínima posibilidad de que la infección siguiera ahí y me tuviera que volver a operar. Se te viene el mundo encima“, confiesa, antes de otra ‘perla’: “El miedo a que te tengas que quedar sin moto existe”.

Viendo la luz

El tercer y último acto se llama ‘Viviendo con miedo’. “No tengo miedo a no volver a ser el mismo Marc Márquez porque si no puedo ser el mismo Marc Márquez no vuelvo. Cuando vuelva, mi cuerpo tiene que estar listo para asumir los mismos riesgos que hasta ahora”, advierte. Se le ve en la fase final de su recuperación. “Perdía peso y no hacía nada. Poco a poco, el hueso va respondiendo y el ‘gusanillo’ comienza a estar. Y eso es bueno: te levantas con energía”, afirma risueño.

El psicólogo Solano da la reflexión final: “Todos tenemos esa habilidad, como Marc, de no dejar que el miedo nos controle. Para eso debemos enfrentarnos a nuestros propios miedos en el día a día: entenderlos, ser capaces de visualizar nuestra vida una vez superados nuestros miedos”.

Aunque Marc pone su epílogo. “¿Qué me ha enseñado la lesión? Que esto puede terminar cuando menos te lo esperas. Pero esto no va a cambiar mi estilo. Lo que me da más ganas de volver a competir al mismo nivel es mi equipo y mis fans”, concluye.

mundo-04

Dejar respuesta

Por favor, ingresa un comentario
Por favor, ingrese su nombre