Historia: ¿Sabías que el primer Gran Premio fue en la Isla de Man?

0

Si nunca has visto una vuelta on-board al circuito de la Isla de Man o tomas de vídeo te aconsejo que la veas. Es, sin lugar a dudas, una de las más plásticas e impresionantes cosas que puedes ver en el mundo de las carreras de velocidad. Hoy el TT de la Isla de Man cuenta con una buena salud y una fama de carrera espectacular e implacable, pero no forma parte de ningún calendario. Es una carrera individual con su prestigio independiente. Pero eso no fue siempre así, de hecho, entre los muchos honores con los que cuenta uno de ellos es el de haber albergado la primera carrera de la historia del Mundial de Motociclismo. Sí, el primer Gran Premio de la historia se celebró allí.

Hay que retroceder en el tiempo más de 60 años, hasta 1949 para encontrar la primera prueba puntuable para el Campeonato del Mundo de Motociclismo que en aquel momento nacía y “aprovechaba” una prueba consolidada (el TT se celebra desde 1907) para usarla como trampolín. De entre las muchas curiosidades que rodean a aquella primera carrera es que hubo en juego tres categorías, 250, 350 y 500 que serían hoy en día el equivalente a Lightweight TT, Junior TT y Senior TT respectivamente.

Salida, a empujón, en la Isla de Man

En 250 la victoria se la llevó el norirlandés Manliff Barrginton sobre una Moto Guzzi, Feddie Frirth en una Velocette hizo lo propio en 350 mientras que en 500 fue Harold Daniell con una Norton quien inscribió su nombre como el primer vencedor de la categoría.

Ya en 1951 se disputó el primer GP de 125, que se llegó Comie McCandless con una Mondial mientras que 11 años más tarde, en 1962 se llevó a cabo la primera edición para 50 cc con Ernst Degner como vencedor. Eso sí, 50  no llegó a competir en el trazado completo, algo que sí hacían el resto de categorías. En 1968, la categoría más pequeña visitó por última vez la isla y Barry Smith figura como el último vencedor. 125 dejó el TT en 1973 tras la victoria de Tommy Robb. Ya en los ’60 aquel trazado era considerado como peligroso por los accidentes y las muertes que sucedían edición tras edición.

La primera cita del Mundial de Motociclismo tuvo lugar en la Isla de Man

Así pues era cuestión de tiempo y después de las bajas de 50 y 125 en 1976 se disputó la última cita puntuable para el Mundial de Motociclismo en la isla. Tom Herron con Yamaha venció en 250 y 500 mientras que Chas Mortimer también con Yamaha hizo lo propio en 350. Después de eso muchos pensaron que el TT de la Isla de Man estaba herido de muerte, pero supo recuperarse y hoy sigue siendo la carrera en carretera más importante. Por cierto, los pilotos españoles siguen sin poder participar con la licencia de la RFME, algo que sucede desde el accidente de Santiago Herrero en 1973. Luchando por la victoria sobre su Ossa tuvo un accidente que acabó con su vida. Desde todos los pilotos españoles que han competido lo han tenido que hacer con licencia de otro país.