Prototipo: Así sería su motocicleta si Tesla se lanzase al mercado de las 2 ruedas

0

¿Imaginas a Tesla produciendo una motocicleta puramente eléctrica? Este concepto está inspirado en el estilo que aplica la firma de Palo Alto. ¿Qué tal el resultado?

Tesla, con el paso de los años, ha demostrado cómo es posible hacerse un hueco en la industria del automóvil. Para ello, ha tenido que renunciar, mes tras mes, a los beneficios que reportaban sus ventas con el objetivo de mejorar su competitividad. Ahora, pocos son los que dudan sobre una tecnología que está camino de convertirse en la opción preferida del consumidor medio.

La movilidad sostenible es un hecho. Tanto es así que se está observando una clara tendencia a la electrificación de toda la industria. El coche eléctrico es, ahora, mucho más eficiente que el que había a principios de la década pasada. ¿Quién no recuerda la primera generación del Nissan LEAF y su ineficiencia o los malogrados Peugeot iOn y compañía? Son, sin duda, opciones del pasado.

La actual generación de vehículos eléctricos incorpora una tecnología de baterías y motores eléctricos mucho más eficientes. Esto ha provocado que otros medios de transporte puedan ser objeto de este adelanto tecnológico. ¿Es la motocicleta de carretera el próximo objetivo de lo eléctrico? Compañías como Tesla podrían lanzar modelos aptos para este mercado. He aquí un ejemplo.

El diseñador James Gawley ha conseguido crear un primer prototipo de una motocicletas que podría estar firmado por Tesla. De hecho, las curvas presentes a lo largo de la carrocería nos recuerda, sin duda alguna, al estilo que aplica la firma de Palo Alto a sus automóviles. ¿Imaginas que en el corto y medio plazo Tesla presentase una motocicleta puramente eléctrica?

Veamos, por ello, cómo sería un modelo que podría denominarse, por qué no, Model M. A continuación podrás ver, desde la perspectiva de este diseñador, cuáles serían algunos de los rasgos clave de este producto, hasta qué punto estaríamos ante una propuesta diferencial en el mercado y, por supuesto, por qué es muy difícil que, en realidad, veamos un vehículo de 2 ruedas bajo el paraguas de Tesla.

Estética y tecnología que son el fiel reflejo de Tesla en la industria

En relación con el diseño, esta supuesta Model M reúne toda una serie de atributos que nos recuerdan, por supuesto, a modelos como el Model 3 o Model X. Se trata de una opción muy interesante debido, principalmente, a la suavidad de las líneas y, curiosamente, la disposición es un espacio hueco en el que, clásicamente, iría instalado el depósito de combustible.

Como es lógico, el conjunto de baterías estaría inserto en toda la parte cubierta por la carrocería. Debido a los avances tecnológicos en la materia, ahora es posible la instalación de celdas más moldeables, las cuales podrían instalarse en un mayor espacio disponible con el objeto de ganar autonomía. Ahora bien, ¿es esta su principal diferenciación respecto a la posible competencia?

La clave para entender el proyecto desarrollado por este diseñador está en el sistema de infoentretenimiento. Una pantalla situada sobre el tradicional depósito de combustible permitiría tener a mano toda una serie de parámetros que, de forma convencional, siempre han solido ser analógicos. Sin duda alguna, la incorporación de esta solución podría revolucionar el sector.

¿Quién no recuerda la primera vez que se vio la pantalla de grandes proporciones del Model S allá por el año 2011? Fue una apuesta muy arriesgada, pero lo cierto es que la continuación de esta política en el Model X, Model 3 y Model Y, lleva a reforzar la idea de que esta nueva forma de entender el habitáculo ha llegado para quedarse. Las motocicletas, por tanto, podrían ser su próximo escaparate.

Una propuesta diferencial, pero disparatada para el propio Elon Musk

Tras observar la línea de catálogo tan variopinta de Tesla, no es la primera vez que se plantea la opción de incorporar una motocicleta eléctrica en el mercado. Esto, no obstante, se ha dado de bruces con la realidad al ser preguntado el propio magnate sudafricano. En múltiples ocasiones ha manifestado que no está entre sus prioridades la creación de un producto para la industria de las 2 ruedas.

Habrá que esperar un tiempo, por tanto, para comprobar si, finalmente, Tesla se decanta por incorporar las motocicletas en su línea de producto o si, por el contrario, se mantiene en su idea original. Y tú, ¿crees que debería producir su propia alternativa para el mercado de las 2 ruedas?