Tendencia: Esta moto es el vehículo eléctrico más rápido del mundo en el cuarto de milla

0

Los ‘True Cousins’ han vuelto a batir un récord en el cuarto de milla con su moto eléctrica Silver Lightning, estableciendo una marca de 6,74 segundos y cruzando la meta a 311 km/h. Un récord absoluto para cualquier vehículo eléctrico en esta modalidad.

silver-lightning-moto-electrica-record-drag-race_portada

El cuarto de milla es poco menos que una religión en Estados Unidos. Incluso fabricantes poco dados a la turba quieren de algún modo formar parte del show. En el caso de Tesla, sacan pecho de tener el coche de producción en serie más rápido del mundo en esta modalidad (el Model S Plaid), aunque recientemente hemos visto como el Rimac Nevera consigue hacerle morder el polvo. Pero hay una moto eléctrica que es todavía más rápida que cualquiera de los dos mencionados.

De hecho, es muchísimo más rápida. La moto en cuestión se llama ‘Silver Lightning’ (Rayo Plateado en castellano) y la elección del nombre no es casualidad: es prácticamente tan rápida como uno de estos (de acuerdo, no literalmente, pero ya me entienden) y el color gris plata predomina en su carenado metálico sin pintar, que se viste únicamente con pegatinas decorativas.

Pues bien, hace apenas unos días, la Silver Lightning ha batido su propio récord (registrado en 2020) en una carrera de aceleración -más conocidas como drag race-. El evento en cuestión fue el Drag Revival celebrado en el circuito sueco de Mantorp Park y a los mandos de la moto iba Hans-Henrik Thomsen, uno de los integrantes del equipo danés ‘True Cousins’. Su primo Glenn Nielsen es quien ha diseñado y construido este monstruo de dos ruedas y 1.200 CV de potencia (sí, has leído bien, 1.200 caballos).

Con tal caballaje, y con la ayuda de un enorme neumático trasero y una plataforma anti-wheelie (para evitar que la rueda delantera se levante más de la cuenta en plena aceleración), la Silver Lightning consiguió hacer el cuarto de milla en 6,74 segundos, mejorando en 0,12 segundos la marca anterior, y cruzando la línea de meta a 311 km/h. Un récord absoluto para una moto eléctrica y conseguido a la heroica, en el último intento del día, justo después de que en las anteriores carreras se desplegase el paracaídas de frenada unos 100 metros antes de la línea de meta. Un problema que pudieron solucionar a tiempo para establecer un nuevo récord. Eso sí, todavía lejos de la ‘Top Fuel Drag Bike’ de Larry ‘Spiderman’ McBride, que tiene el récord absoluto para motos con un registro de 5,61 segundos.