Tendencia: Mob-ion AM1, una scooter francesa que se alimenta por hidrógeno

0

Mob-ion AM1

La start-up francesa Mob-ion presenta su nuevo scooter, el AM1. Un modelo innovador, especialmente la versión que se alimenta con pila de hidrógeno y que es considerado por muchos como el futuro de la energía.

La nueva Mob-ion AM1

AM1, ese es el nombre del nuevo scooter eléctrico de la start-up francesa Mob-ion. Un scooter fabricado completamente en el país galo, algo que sí es una novedad con la globalización. No solo el diseño es francés, sino que alrededor del 70% de todos los componentes del scooter eléctrico se producen en Francia. Un scooter de estilo urbano que está evidentemente diseñado para los desplazamientos dentro de la ciudad.

Según asegura el fabricante, el AM1 funciona con un motor eléctrico de 3 kW y que alcanza los 45 km/h (equivalente a un ciclomotor). Este motor almacena la energía necesaria para funcionar en dos baterías extraíbles colocadas debajo del sillín, y que ofrecen una autonomía de 140 km con una sola carga. Para cargar las baterías se necesitan, de acuerdo con la marca, dos horas y media.

Pilas de hidrógeno de la Mob-ion AM1

En cuanto a su equipamiento, el Mob-ion AM1 cuenta con iluminación full LEDGPS integrado y un sistema antirrobo que dispone de control remoto a través del móvil o un ordenador. El cuadro de instrumentación es completamente digital y muestra información como el nivel de batería o el tiempo y kilometraje restante antes de acabar con la energía. El Mob-ion AM1 se encuentra en opción biplaza o monoplaza a un precio de 3.582 euros, aunque también puede adquirirse como un servicio por suscripción a un precio mensual de 99 euros.

Mob-ion AM1 de pila de hidrógeno

Pero la start-up francesa no se queda ahí y ha desarrollado una versión que se alimenta con pila de hidrógeno, lo que para muchos es el futuro de la energía eléctrica. En esta versión, bajo su asiento no encontramos dos paquetes de baterías de iones de litio extraíble, sino que podemos observar dos orificios destinados a albergar dos cartuchos de proporciones cilíndricas y de un tamaño ligeramente mayor al de una lata de refresco. Esos cartuchos serían los dos botes o pilas de hidrógeno que alimentarían el motor eléctrico.

La principal ventaja de la pila de hidrógeno es que no hace falta recargarlas de manera recurrente, sino que, cuando la pila se agota, se recambian por otro par. Y como es posible llevar en un estuche varias de estas pilar o cartuchos, esa autonomía de 140 km se multiplica. Aunque se mantienen las características del modelo con batería de iones de litio, la start-up francesa habla para esta versión de una unidad de potencia “Powered by STOR-H”. Esto es así porque el nombre exacto de la pila de hidrógeno es STOR-H, unos cartuchos donde el hidrógeno se almacena de forma segura.

Eso sí, este modelo alimentado con pila de hidrógeno todavía no está disponible. Su objetivo es que esta versión innovadora llegue al mercado con normalidad a principios de 2023.