¿Una moto inflable? Así es la nueva moto eléctrica llamada Poimo desarrollada en Japón

0

Dentro de la amplia variedad de alternativas de movilidad eléctrica que existen actualmente, durante los últimos meses no han dejado de aparecer sorpresas que se salen de lo convencional. Y es que la preferencia de muchos usuarios por posibilidades de transporte individual, funcional y sin emisiones ha crecido de forma considerable desde el inicio de la pandemia y ha dado lugar a vehículos tan particulares como el que te presentamos a continuación.

Se llama Poimo y llega desde Japón de la mano de Mercari R4D, una compañía especializada en la investigación y el desarrollo de soluciones aplicables a la vida cotidiana de la población. Se trata de una motocicleta eléctrica dotada de unas cualidades bastante fuera de lo común pero repleta de ventajas para moverse por zonas urbanas.

En primer lugar debemos destacar que, aunque pueda sonar extraño, estamos ante un vehículo eléctrico inflable que, además, permite un gran nivel de personalización para que la posición de conducción se adapte lo mejor posible a cada persona. A ello hay que sumar que es portátil gracias a su increíble ligereza y a un escaso espacio de almacenaje, pues su volumen una vez desinflado es realmente mínimo.

muestra-1
muestra-3
muestra-2

Los objetivos principales a la hora de crear esta peculiar motocicleta han sido lograr un medio de transporte sencillo en cuanto a montaje y también de cara a llevarlo de un sitio a otro, que no contara con las desventajas que implica tener un chasis rígido y que fuera fácil de estacionar y de guardar cuando no se esté utilizando. Y todo esto, sin dejar de lado la eficiencia al contar con cero emisiones.

Entre sus muchas curiosidades se encuentra el innovador proceso con el que se consigue adaptar la ergonomía del vehículo a cada conductor, generando unas formas prácticamente a medida. Solo es necesario captar una imagen de su postura sentado sobre un asiento y un manillar ficticios que simulan los de una moto.

Un software específico extrae información en 3D de la postura del usuario, diseña automáticamente un vehículo de forma y tamaño acorde con ella y muestra diferentes alternativas en pantalla que aún permiten personalizar más su diseño sin que el confort del conductor se vea afectado.

Se trata de la segunda versión de un prototipo en el que también han colaborado los laboratorios Kawahara y Niiyama de la Universidad de Tokio. Hay que tener en cuenta que no se trata de un producto que vaya a salir a la venta, al menos de forma inminente, sino que forma parte de una investigación que sirva como base para productos futuros.

Personalizando el confort

Antes de fabricarse, un software específico extrae información en 3D de la postura del usuario y adapta el vehículo a ella

Además de esta motocicleta, el mismo equipo de diseñadores también ha desarrollado un prototipo de silla de ruedas inflable que podría resultar muy versátil para personas con movilidad reducida. Bajo estas líneas se encuentra un vídeo donde puedes ver en movimiento ambas soluciones de movilidad.